Cómo ya os he comentado en varias ocasiones soy una de esas madres a la que me gusta cuidarme pero sin estresarme. No es ninguna novedad que hay un antes y un después en nuestro cuerpo al dar a luz. Ni soy ni tengo tiempo para los rituales de belleza en casa, pero intento sacar esos cinco minutos al día para poder darme esas cremas que ocupan mi parte del baño. No es ningún secreto, soy ” doña potingues “ y cuando desde Madresfera me ofrecieron probar la nueva crema antiedad In&Out de SingulaDerm, no me lo pensé ni un momento.

Porque las arrugas nada tiene que ver con que seamos madres o no, sino con la edad … y con treinta y tantos años, alguna ya asoma, así que con SingulaDerm, adiós a las arrugas.

Arruga o línea de expresión ? Opto más por la segunda opción … porque la arruga es bella, pero en su justa medida. Llevo menos de un mes de prueba y aunque es pronto para valorar el resultado, he notado mucha mejoría.

Print

Su uso es tan sencillo como cualquier otra, aplicar en la cara con un suave masaje de día y de noche, y una pastilla diaria con un vaso de agua que ayuda a que nuestra piel reciba los nutrientes que necesita. Esta crema nos ayuda a reducir la profundidad de las arrugas, reafrimar la piel y protegerla de las agresiones medioambientales. El embalaje lo podéis apreciar en las instantáneas que he realizado. Es cómodo y sigue una línea sencilla.

9

El aroma y textura son agradables y de rápida absorción.

1

8

Recordar que las cremas tampoco hacen milagros, pero con una dieta sana y una vida saludable, nuestra piel y cuerpo se mantendrá mucho mejor. Así como la recomendación de vuestro dermatólogo, ellos mejor que nadie saben lo que nuestra piel necesita.

Anuncios